Sobre la medalla de la Diputación

Ante el hecho, conocido durante el día de hoy, de que la Diputación Provincial ha decidido por unanimidad la retirada de la medalla que el dictador Franco todavía ostentaba en esa institución, como firmante de la demanda en la que tiene origen el procedimiento, deseo  trasladar las siguientes consideraciones:

  1. Que una institución pública retire por unanimidad los honores y distinciones que el dictador tiene siempre ha sido una buena noticia. Hoy, por tanto, es un día feliz para la democracia y para la memoria histórica.
  2. Debe recordarse que este hecho no se habría producido de no ser por el procedimiento judicial iniciado por Izquierda Unida en su momento, en el que yo fui, en calidad de coordinador provincial de la organización y a  título particular demandante, Gorka Esparza el letrado y Javier Infante uno de los asesores principales. A estas personas, así como a cuantas han venido acompañándonos en este y otros procesos (por ejemplo el que tiene que ver con el medallón de la Plaza Mayor de Salamanca) quiero agradecerles el trabajo realizado, al mismo tiempo que felicitarles por el logro y el avance que supone para una noble causa como es la de la recuperación de la memoria democrática.
  3. Igualmente, hay que recordar que la Diputación Provincial y su Presidente actúan con posterioridad a una sentencia judicial y como consecuencia de ella, y no tomando la iniciativa cuando se intentó este procedimiento a través de la vía política y administrativa. Se trata, además, de la segunda ocasión en la que Javier Iglesias y las instituciones que preside se ven reprendidos por los tribunales por no cumplir la Ley de Memoria Histórica puesto que una sentencia idéntica a la de la Diputación se dictó en el caso del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo con objeto de la negativa del Sr. Iglesias a realizar los trámites necesarios. En ambos casos el procedimiento judicial ha supuesto un gasto evitable para las arcas de la institución al haber una expresa condena en costas.
  4. En todo caso, hay que destacar y manifestar como muy positivo que el grupo popular de la Diputación de Salamanca haya votado a favor de esta medida puesto que supone un positivo cambio de criterio. Un criterio, además, que al estar encabezado por el actual presidente provincial del PP en Salamanca (que firma la propuesta trasladada al Pleno de la Diputación), debería ser una guía para cuantos concejales y alcaldes de este partido se niegan, en distintos puntos de la provincia, a tomar decisiones de este tipo.
  5. En este sentido, hago un llamamiento al portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, D. Marcos Iglesias Caridad, a que reconsidere la posición mantenida en el pleno cuando se trató este asunto, dado que fue precisamente la medalla y no otro tipo de cuestiones lo que motivó que su voto no fuera positivo. Su argumentación de que “carece de efectos jurídicos” y “es un gesto de cara a la galería” parece no haber convencido al presidente de su partido a nivel provincial.
  6. Igualmente, si bien consideramos (quienes mantenemos abierta una demanda contra el Ayuntamiento de Salamanca) como apropiado el cambio de criterio del Alcalde de Salamanca en relación a distintas calles y símbolos (por motivo de la existencia de distintas causas abiertas en los tribunales) pero hago un llamamiento a que adopte esta línea como definitiva en el caso del medallón de la Plaza Mayor de Salamanca para evitar que sean los tribunales los que tengan que volver a manifestarse al respecto.

Firmado: Domingo Benito Lucas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s