Rendir cuentas para seguir impulsando la ilusión.

Cuando encabecé la candidatura de la coalición “En Común” a las elecciones municipales lo hice con el convencimiento de que la tarea más importante que teníamos por delante era la de generar una estructura institucional que pusiese los derechos de la ciudadanía como eje vertebrador de nuestras decisiones. No se trataba de gestionar lo existente, de mantener los programas cambiando la cara (esta vez amable) de quien los presenta, como si de un juego de sillas y sillones se tratase sino de impulsar iniciativas que supusieran un cambio de mirada, nuevos horizontes y que el camino, ese que se hace en cada paso, estuviera guiado por las necesidades, especialmente, de quienes más necesitan a las instituciones públicas.

En estos 6 meses se han tomado muchas decisiones y hemos intentado, con los aciertos y errores que acompañan inexorablemente a quien tiene que tomar decisiones diarias, que el proceso nos permitiese ir avanzando en una agenda de los derechos de la ciudadanía.

Hemos dado pasos para garantizar el derecho a la participación ciudadana, con medidas como el establecimiento del turno de ruegos y preguntas en los plenos, la creación de consejos sectoriales (pendientes de constitución), la derogación del tasazo y la consiguiente apertura de los espacios municipales o la puesta en marcha de consultas sobre distintos asuntos como el árbol gordo o el tráfico en la Avenida de Salamanca o un régimen de encuentros sistemático con el tejido asociativo municipal. En los próximos meses tenemos todavía una intensa agenda en este sentido con medidas que no cuestan dinero y que tienen que ver exclusivamente con la voluntad política.

Vinculado a esto, el derecho a la información y la transparencia se está trabajando. Esperamos presentar un portal de la transparencia, con mucha de la información relevante sobre la gestión municipal en los próximos días, se ha avanzado notablemente en la transparencia en la contratación municipal y se rinden cuentas de los gastos de distintos eventos desde una perspectiva de buen gobierno.

Creíamos, y seguimos convencidos, de que determinados servicios públicos existen para cubrir derechos de ciudadanía, como es el caso de la Escuela Infantil, ahora más accesible y con unos precios públicos que facilitan que ningún niño o niña se quede fuera por motivos económicos, dado que entendemos que forma parte de su derecho a la educación. El hecho de habilitar salas de estudio o el impulso que supone la firma de un convenio de colaboración con la Universidad de la Experiencia hace que la concejalía de educación se vincule a todas las franjas de edad.

Mientras seguimos felicitándonos por el año nuevo, bisiesto y de incertidumbre, en Ciudad Rodrigo nos podemos también felicitar por un presupuesto nítidamente social, que ha conquistado aquella visión que las gentes progresistas y de izquierdas reclamábamos en anteriores legislaturas. Que permite, entre otras cosas, el impulso de la dinamización social en los ámbitos de infancia, juventud y mayores, como parte de una decidida actuación social. Naturalmente, algunos de los proyectos existentes se han mantenido, pero el esfuerzo de Alejandra Méndez durante estos meses ha sido sentar las bases para una nueva política de dinamización que ahora con este presupuesto puede comenzar a ejecutarse de manera inmediata. Consultar a los jóvenes y promoviendo actividades vinculadas a sus necesidades e intereses o el impulso que supondrá la nueva programación en el Espacio Municipal para la Igualdad son ejemplos de esta nueva forma de hacer política.

Han pasado ya más de 6 meses desde que el equipo de gobierno tomó posesión y comenzó a gestionar las transformaciones que necesita Ciudad Rodrigo. Unos cambios que no únicamente suponen el cambio de discurso sobre las prioridades municipales sino que deben concretarse en acción específica de todos y cada uno de los departamentos. Va siendo hora de comenzar a evaluar desde una perspectiva constructiva, seguramente de repensar muchas cuestiones y, en definitiva, de identificar el grado de cumplimiento de los programas electorales y la salud del acuerdo de gobierno tripartito. Evaluar para mejorar, para resolver problemas y también, en una perspectiva de gobierno abierto, para rendir cuentas ante los ciudadanos y ciudadanas. Lo que toca, en definitiva, es comenzar este 2016 con la misma ilusión que nos ha iluminado estos meses, sin miedo a hablar con todos y de todo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s