El domingo, música para las fieras (II)

Sé que te gusta, y a mí poco a poco también. Será que me estás ablandando…

Anuncios