Martes Chico: crónica de un salto al vacío

marteschico26-19_g

Durante esos días la segunda planta del Ayuntamiento parecía un torbellino. Se habían sucedido reuniones de todo tipo con técnicos, trabajadores municipales, empresas adjudicatarias y grupos políticos. No habían pasado tres semanas desde la investidura y la cantidad de expedientes sobre las mesas de los concejales hacía que las jornadas volasen. Vivimos a una velocidad de vértigo. Con todo ello, cuando el Alcalde nos comunicó su decisión de cambiar el Martes Mayor tal y como había anunciado en la campaña y en las conversaciones para formar gobierno; apenas le dimos importancia. Comienzó a llover.

La respuesta no se hizo esperar y algunos argumentos razonables (cometimos el error de no consensuar la decisión) se entrelazaron con intereses partidarios, temores y esa amarga sensación, falsa pero amarga, de que el gobierno estaba dando palos de ciego. Cuando a todo este mejunje se le suma la noticia de que habrá, no uno, sino dos Martes, uno grande y uno chico… llega la tempestad.

Gobernar no es solamente gestionar lo existente. En ocasiones es saltar al vacío, y esa fue la decisión que tuvimos que tomar en el despacho de la Alcaldía el 3 de Julio, viernes, en una hora que debía rondar las dos de la tarde. Tras la inauguración de una exposición en la Casa de la Cultura, convoqué de urgencia al grupo municipal de IU. Teníamos muy poco tiempo para tomar la decisión pero en esa reunión, de apenas 10 minutos, descubrí de nuevo la importancia de formar parte de una organización con programa y que ha reflexionado mucho sobre nuestra ciudad.

La voracidad de la oposición  era palpable, el chismorreo general asfixiante y la presión social y mediática crecía cada hora que pasaba: Ciudad Rodrigo no entendía lo que estaba ocurriendo. Dudábamos entre pedir al Alcalde que diera marcha atrás y esperase un año o dar nuestro apoyo a dos martes en el mismo espacio y, en aquel momento, con una parte muy importante de la ciudad en contra. Fue Manuel Choya quien me recordó que, varios años atrás, en una de nuestras asambleas se discutió la necesidad de descentralizar la actividad cultural y de impulso comercial y que a la hora de afrontar esta medida debíamos tener en cuenta a los barrios. Que habíamos teorizado, y teníamos escrito en uno de nuestros programas, la celebración de este tipo de eventos en La Glorieta. La tercera vía era abrir nuevas ilusiones, proponerle a un barrio entero la celebración de este Martes Chico como antesala de un gran Martes Mayor.

Salí de la reunión con mi grupo llevando una propuesta bajo el brazo, crucé el diminuto pasillo que enlaza el despacho del Teniente Alcalde con la Alcaldía y en apenas 5 minutos había un acuerdo. En menos de una hora habíamos convocado al Jefe de la Polícia Local para diseñar los cortes de tráfico, al servicio de obras para trazar el plano y calcular las posibilidades y a la trabajadora encargada para diseñar toda la estrategia, el cartel y las convocatorias.

El lunes a primera hora hubo Junta de Portavoces. El Partido Popular, como había anunciado, se posicionaba completamente en contra. Minutos después ofrecimos una rueda de prensa explicando el proyecto y acto seguido estábamos convocando a los comerciantes de la zona para trazar la necesaria alianza. Acudieron más de cuarenta y el ambiente era puramente constructivo. Tras la tempestad, llegó la calma. Y con la calma, la expectación.

El resto de la historia es perfectamente conocida. El éxito ha sido abrumador, indiscutible y ha supuesto la antesala de un Martes Mayor que ya ha sido noticia a nivel regional.

Gobernar es también resignificar los espacios, marcar otras prioridades y ser capaces de tejer nuevos horizontes. Como digo, en este trayecto se han cometido errores, algunos de ellos graves, pero como gobierno y como municipio hemos aprendido mucho. Y ya forma parte del balance.

  • Artículo publicado en El Norte de Castilla, edición Salamanca, el 9 de Agosto de 2015.
  • Fotografía de La Gaceta de Salamanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s