De Bankia y otros cuentos

Izquierda Unida tenía un consejero en Caja Madrid. Consejero que luego pasó a serlo de Bankia. Consejero que, a su vez, votó a favor de determinadas operaciones con las que Izquierda Unida no está de acuerdo y que, a la postre, podrían haber abonado el terreno para esta situación en la que vivimos. Izquierda Unida tiene, por tanto, una parte de responsabilidad en todo esto (eso sí, una parte, no cuarenta partes). Ahora bien, hay notables diferencias con respecto a otros partidos.

Primera diferencia: Izquierda Unida ha solicitado a su consejero que le rinda cuentas de lo que ha ocurrido, de sus votaciones y, sobretodo, le ha pedido que dimita. Cuando alguien va a representar a una organización a unos órganos y hace lo contrario de la política de ésta, entonces esa persona pierde la confianza (si es que alguna vez la tuvo) y ha de retirarse de esa representación.

Segunda diferencia: Izquierda Unida, aun consciente de que podría caerle parte de responsabilidad por su consejero, pide una comisión de investigación. No solamente por el asunto de Bankia, que también, sino por toda la situación de las cajas y la banca española.

Tercera diferencia: No solamente pedimos una comisión de investigación sino que, en los sitios en los que tenemos indicios de que haya podido haber delito, como en Castilla y León, se han puesto en conocimiento de la Fiscalía. La denuncia impulsada por José María González y Gorka Esparza fue la primera en aparecer en este sentido, seguida de otra que posteriormente introdujo UPyD y de la maravillosa iniciativa que 15MpaRato acaba de comenzar. Pensaba Juan Vicente Herrera que la denuncia ante la Fiscalía de José María González bajo el apoyo legal del letrado Gorka Esparza caería en saco roto. Pero, lejos de ello, el  Fiscal General del Estado ha mandado investigar el asunto provincia por provincia y derivarlo hacia la Fiscalía Anticorrupción. Aunque, desgraciadamente, parece difícil que se pueda demostrar que existió delito.

El escándalo ocurrido con las Cajas de Ahorro debe dar lugar a muchas reflexiones. Una de ellas, la referida a los modelos de gestión pública y el papel de los políticos en dichos procesos. Todo aquello que esté gestionado de forma pública ha de tener presencia de la voluntad popular, pero en virtud de tal. Pretender que un político ejerza las labores de técnico es una temeridad. Que el político vaya a un consejo de Administración a defender posiciones empresariales y no el proyecto político (en este caso de las cajas) de la formación a la que representa, un fraude democrático. La Banca Pública requerirá buenos técnicos, como los tiene Hacienda o el Banco de España. Pero la función del político en la Banca Pública será tomar decisiones políticas, ni técnicas ni empresariales. Es urgente una reflexión al respecto.

Igualmente, es necesario reflexionar sobre qué se llamó a quienes decían (decíamos) que el proceso de fusión de las cajas se estaba basando en la bancarización (y por tanto la destrucción de la Obra Social) y con entidades demasiado grandes para caer (too big to fall). Meses después, Bankia debe ser rescatada so amenaza de que sea el Lehman Brothers español.

Pero, sobretodo, ha de reflexionarse sobre cómo es posible que no se inicien investigaciones al respecto. Que se vaya a poner un 2% del PIB a disposición de una entidad que hace unos meses presentó balance positivo y no haya interés en el Gobierno de crear una comisión de investigación es una burla de tal magnitud que sonroja a cualquiera que tenga un mínimo de decencia democrática. Y no sólo por el hecho, sino por la excusa: no es momento de hacer ruido o los mercados se enfadarán. De nuevo la dicotomía: mercados o democracia.

Privar a los ciudadanos de la transparencia bajo la amenaza de que suba la prima de riesgo no solamente es un chantaje, sino otra vuelta de tuerca más al fin del sistema democrático.

Anuncios

Un comentario en “De Bankia y otros cuentos

  1. Es valiente pertecer a un partido político y realizar autocrítica. A pesar de que hay cosas en las que no estamos de acuerdo, he de decir, Sr. Domingo, que su actitud como referente de IU en Salamanca es impecable. Siga así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s