El PP nunca votará en contra

Vengan comidos de casa. Y, una vez comidos, pasen y vean el rodillo del PP y sus formas clamorosamente antidemocráticas. 

Creo que ya lo he contado alguna vez, pero no está de más repetirlo. Pasadas las elecciones municipales, una tarde recibí una llamada de Julio Anguita para invitarme a tomar un café en la terraza de un bar de la plaza mayor. Al final me empeñé en pagar yo, adquiriendo el compromiso de que la siguiente vez podría pagar él (como así ocurrió a las pocas semanas). Durante la conversación salieron temas de todo tipo. Hablamos más de lo humano que de lo divino, aunque algo también le tocó al padre celestial, pero especialmente del Ayuntamiento.

Julio ha sido Alcalde de una gran ciudad y estaba especialmente interesado en los usos y costumbres que se respiraban en nuestro Consistorio. Así, le fui relatando a grandes rasgos el escaso gasto social con el que contábamos, las nulas políticas de juventud y algunas de las propuestas que estábamos poniendo sobre la mesa. La conversación fue fluyendo en tono agradable hasta que me dio por comentar la forma en que el Partido Popular se despachaba las propuestas de la oposición.

Le expliqué que nunca pasaban al orden del día de la sesión y que, siempre y por sistema, tenían que ser sometidas al procedimiento de urgencia y que estaba en la buena voluntad del Grupo Popular el que se pudieran discutir. Cuando además le puse al corriente de que hasta ese momento no había pasado ni una sola de las mociones que IU había presentado (7, por ser más concretos), me dijo notoriamente enfadado que era algo absolutamente improcedente y fuera de toda lógica democrática. “Siendo yo Alcalde ni se me hubiera pasado por la cabeza”, vino a indicarme, explicándome que tal comportamiento es de todo punto contrario a la democracia.

Y así es, porque hoy Javier Iglesias ha vuelto a dejar claro que el Pleno del Ayuntamiento no es el Pleno de todos, sino solamente el suyo. Que no pueden discutirse allí propuestas ni mociones con las que el PP  no esté de acuerdo, porque en tal caso son vetadas u olvidadas sin pena ni gloria. Y lo ha dicho abiertamente, no se crean que se ha cortado un pelo. Literal.

Un comportamiento, el de impedir a toda costa que haya debates (en los que el Equipo de gobierno tenga que mojarse con una votación) que es inaudito. Se lo he ido explicando a compañeros concejales de muchos lugares y no conozco a otro que le suceda lo mismo. Que el PP vote en contra de las propuestas de Izquierda Unida es lo habitual, faltaría más, que no permita ni siquiera plantearlas, un comportamiento completamente impropio en las instituciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s