Habemus Rajoy?

Diario de Salamanca me ha propuesto colaborar periódicamente con una columna de actualidad. Como tenía el blog un poco apagado, es una buena opción para mantener esa sana tarea de escribir habitualmente. Me podréis encontrar semana sí semana no hablando de temas nacionales, regionales o provinciales. Escribir es vivir, como ya en su día señaló nuestro querido Sampedro, y yo estoy plenamente de acuerdo. Nueva etapa, que esperamos que dure mucho.

El primer artículo es este.

¿Habemus Rajoy?

Las formas importan. La X legislatura se estrena con esperpento y la perspectiva es que tengamos espectáculo para largo.

Si hace unos meses certificamos que nunca estuvo realmente en la agenda de nadie el aprobar una ley de transparencia, hoy podemos presumir de estar en un país en cuyo presidente ni está, ni se le espera. Como por arte de birlibirloque asumimos con normalidad que Mariano Rajoy no ofrezca una rueda de prensa cuando aprueba medidas como las de los primeros consejos de ministros de su mandato. A fuerza de repetirlo ha conseguido que no nos extrañemos del asunto (cosa aparte es la indignación). En España es posible convertir el empleo público en un glaciar, subir el IBI a medio país y recortar en todos y cada uno de los ministerios (excepto los “intocables”) mientras quien dice tener las riendas del país se parapeta tras Montoro, Soraya y De Guindos.

No marcaría esa ley de transparencia la cantidad de ruedas de prensa que el Presidente del Gobierno tendría que ofrecer, ni si sería razonable que en esas comparecencias pudieran los periodistas hacer preguntas. No lo marcaría, pero de habernos exigido como país que una de nuestras prioridades era la transparencia, hoy sería impensable que quien dice gobernar España no tuviese intención acudir a dar explicaciones en sede parlamentaria sobre las decisiones que toma en varias semanas vista.

Todo, o casi todo, se ha dicho ya sobre el fondo de las políticas que el Partido Popular pretende poner en marcha en España. Se ha dicho que, si bien no eran las que “no-dijeron” durante la campaña electoral, las píldoras de miedo e incertidumbre que se van suministrando son suficientes como para que los ciudadanos traguen con cualquier cosa. No sería noticia señalar ahora que las medidas son especialmente injustas y equivocadas, pues no sólo siguen haciendo recaer el peso de la crisis en los de siempre (las rentas del trabajo seguirán esforzándose más que las rentas del capital), sino que además contraerán la economía creando más paro y más pobreza. Como redundante es poner sobre la mesa la intensa contradicción que viven los discursos populares y socialistas en estos momentos. Los hunos (como Unamuno), asumiendo ahora la necesidad de mayores ingresos pese a haber dedicado todos sus esfuerzos mediáticos a defender lo contrario; los otros, criticando unas políticas enmarcadas en una dirección que ellos tomaron hace 2 años. Y si éstos quizá puedan ser ahora descubiertos intentando redimir sus pecados y escenificando un cambio de rumbo que ni es creíble ni es cierto; a aquellos el propósito de enmienda les viene grande, por muchos crucifijos que pongan en sus tomas de posesión.

Entretanto, Mariano Rajoy recuerda a ese cardenal puesto en pantalla por Moretti que huye despavorido al saberse Papa y que consigue hacer de la fumata blanca el momento ideal para dudar de la fe. Perdido, escondido o huyendo, da igual, porque seguramente ya ha caído en la cuenta de que él no tomará las decisiones. Que le tocará hacer lo que le digan los famosos mercados, los botines, los soros y unos señores de Bruselas que llaman a horas intempestivas. Y si esto es así ¿quién querría escuchar sus explicaciones?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s