Moverse por la ciudad

Ayer acompañé a Antonio en una rueda de prensa en la Sede Provincial de Izquierda Unida. Yo he dicho un par de cosas acerca del comienzo de la campaña y de cómo el PP y el PSOE acuerdan (o imponen) unas reglas del juego que luego ellos mismos no dudan en romper a la mínima oportunidad que se presenta.

Él, por el contrario, hizouna intervención bastante acertada acerca de los modelos de movilidad y de cómo la Política del PP en la ciudad de Salamanca no es precisamente la más acertada para el transporte público. Y ello me lleva a pensar que todavía no hemos hablado más que en alguna ocasión lejana acerca de modelos de movilidad en Ciudad Rodrigo.

Creo que en Ciudad Rodrigo hay varios asuntos que modificar en este sentido, y me gustaría que pudiéramos iniciar un debate al respecto. En realidad habría que tratar el asunto de la movilidad en tres espacios diferenciados, en tres niveles. En primer lugar, modos de llegar y salir de Ciudad Rodrigo (grandes distancias). En segundo lugar, Ciudad Rodrigo y las pequeñas poblaciones que nos rodean (Sanjuanejo, Bocacara, Ivanrey, Águeda y todo el entorno natural). En tercer lugar, modos de moverse dentro de nuestra (pequeña) ciudad.

Sobre el primer asunto hemos hablando en innumerables ocasiones de la mejora de las conexiones ferroviariasa, creo que no hay necesidad de volver a explicarlo, salvo que alguien plantee algún debate al respecto.

En el segundo nivel el otro día hablaba con alguien que si bien es cierto que dentro de nuestra (pequeña) ciudad tiene poco sentido el incorporar el carril bici (discusión que traeremos a colación en próximos días), no estaría nada mal plantearse diseñar rutas correctamente señalizadas y cuidadas (a las de senderismo me remito) que cumplan la doble función de ofrecer una alternativa real al coche para estas distancias no demasiado largas pero además de ser una oferta deportiva y de disfrute de nuestro excelente entorno ambiental. Evidentemente, dichas rutas deberían recogerse en un catálogo y revisarse periódicamente.

El tercer nivel es ya harina de otro costal. Sigo sin comprender cómo es posible que en nuestra (pequeña) ciudad se utilice el coche hasta para comprar el pan. Ciertamente no es un lugar excesivamente amable con la bici (me refiero a algunas cuestas). En todo caso, habría que puntualizar un par de asuntos y dejo el resto para un  posible debate posterior.

Hay un primer tema que es crucial y es que lo mínimo exigible a una administración es que cumpla la ley y las normas que están estipuladas. Eso debería ocurrir con las normas de circulación en Ciudad Rodrigo, pero no es así. Desde señales absolutamente inventadas hasta pasos de peatones que usan el blanco o el azul, a pesar de que el artículo 168 del Código de Circulación expone taxativamente que no se podrán utilizar líneas de otros colores que alternen con las blancas. Cosa que tiene mucho sentido si tenemos en cuenta que para los motoristas y ciclistas la pintura en el asfalto, cuando ha llovido, es una espada de Damocles. No digamos ya nada de los badenes, en los cuales ha habido un tiempo de anarquía pero ahora es claro que la altura (salvo excepciones puntuales) ha de ser de 10 centímetros, actualmente duplicada y hasta triplicada en algunos casos (uno situado en El Puente es extremadamente alto).

Pero lejos de esta cuestión obvia, habría que plantearse, bajo mi punto de vista, una progresiva peatonalización del centro urbano. Liberar de coches las calles, procurando ajustarse a las necesidades de las personas residentes y las evidentes de carga y descarga. Así, por ejemplo, habría que comenzar en determinadas fechas específicas generando más aparcamientos preventivos de manera que nos aseguremos que en Carnaval, la Feria de Teatro o Semana Santa podamos tener lo más liberado el centro posible. Igualmente, habría que fomentar un uso responsable del coche y para ello sería muy aconsejable diseñar un plan de movilidad cuyo objetivo principal fuese reducir el número de desplazamientos en este medio de transporte, favoreciendo la bicicleta o caminar a pie. Por último, aunque en nuestra (pequeña) ciudad no existe transporte urbano, sí que tenemos un servicio de transporte para el Centro de Especialidades y no estaría de más que dicho autobús se convirtiese oficialmente en un servicio que conectase diferentes barrios entre sí.

Un comentario en “Moverse por la ciudad

  1. Lástima que la gente no lea este blog, me parece que estás haciendo una labor excelente.

    Creo que tienes razón en casi todo lo que dices, aunque yo no veo muy claro como piensas hacer más peatonal el centro, entenderás que hay bastantes problemas porque ahora mismo regular el tráfico quitando calles es bastante complicado. ¿Los vas a meter por la colada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s