Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar

Fue un ejemplo a seguir toda su vida. Por su honestidad, su decencia y la honradez de sus actos. Marcelino Camacho nos ha dejado. Muchos no le conocimos en activo y en nuestro imaginario era poco menos que un mito pero eso no quiere decir que su persona no deba seguir iluminando nuestra lucha. Muchas gracias, Marcelino, por enseñarnos a vivir dignamente.

5 comentarios en “Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar

  1. Después de tanto debate entre si los sindicatos han hecho bien o no y, cada uno, entenderlo de un modo, en esto sí que estamos deacuerdo.

    Este hombre fue uno de esos héroes que luchó por los derechos de los trabajadores, incluso, cuando no estaba permitido. Sufrió hasta estancias en campos de concentración por defender sus ideas y supo adaptar el sindicalismo a los tiempos actuales.

    Mis respetos al Sr. Marcelino Camacho.

  2. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s