Primarias y Secundarias

Ya nadie habla de Trinidad y Tomás. No sabemos si por esa norma de los medios según la cual las noticias se olvidan a medida que pasan los días o porque el debate, en el fondo, era poco interesante.

Vaya por delante que soy un defensor enérgico del modelo de elecciones primarias. De hecho, cuando nuestros compañeros de Valladolid pusieron en marcha ese proceso, fui el primer bloguero en dar cuenta de los resultados. Me adelanté a Juan Peña, de Valladolid, pero lo hice porque estaba absolutamente entusiasmado. Y es que allí decidieron que las primarias fuesen abiertas, que pudieran votar todas aquellas personas que se inscribiesen en un censo, afiliadas o no y se puso en marcha un amplio programa de debates públicos, entrevistas a los candidatos y propuestas alternativas. Lo más importante del asunto es que la diferencia entre las dos personas que se presentaban no era su cara, si caían mejor o peor en las encuestas, sino que de fondo había dos programas políticos diferentes.

Durante las últimas semanas, cada vez que nos preguntan más frecuentemente por la candidatura electoral. Parece como si toda la disputa política girase en torno a la identidad de la persona que encabece nuestro proyecto, en vez de preguntarse las propuestas y medidas que se van a plantear. Se incide más en las caras que en los programas, lo cual es altamente peligroso. Todo el mundo quiere saber quién, pero no qué.

Y si bien es cierto que es importante saber quién defenderá las diferentes propuestas y encabezará los proyectos, lo verdaderamente trascendental es saber qué quiere hacer y en qué se diferencian sus planes a los del resto de partidos.

Sinceramente, a mí me gustaría que el debate político durante las próximas elecciones municipales en Miróbriga girase sobre las propuestas concretas. No quiero una discusión basada en los insultos y las descalificaciones, que no llevan a ningún sitio y cansan a cualquiera. Más bien prefiero que se hable del modelo de ciudad en el que queremos vivir, y de cómo construirlo; o de cuáles son los recursos de los que disponemos, y de cuáles serían las formas de utilizarlos mejor. Quisiera discutir sobre la participación ciudadana, la transparencia, los servicios públicos y las instalaciones deportivas; sobre el papel de los jóvenes, eternos olvidados, en esta ciudad nuestra.

Los asuntos secundarios (las cabezas de lista) serán conocidas de sobra porque durante varios meses no se hablará de otra cosa. Pero el reto de todos, durante esos meses, deberá ser también que se traten los temas primarios (los programas que se presentan). Y para ello hace falta que se impliquen los partidos, pero también los periodistas, las asociaciones y, sobre todo, los ciudadanos.

*Publicado en “La Voz de Miróbriga” el 22/10/2010

2 comentarios en “Primarias y Secundarias

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Cierto es que, sería muy bonito si fuera como dices pero, permíteme dudar de que así sea: En Euskadi, Euskal Herria, País Vasco o como quiera que lo queramos llamar, la política de Ezker Batua, la fijó, claramente, el señor Madrazo (que era el que estaba de “jefe” en el partido). Esto se notó claramente al, por ejemplo, querer gobernar con el PNV.

    No se abrió ningún debate interno sobre esta cuestión. Se dio por hecho que, quienes habíamos votado a estas siglas, estabamos deacuerdo.
    Sin embargo, había muchos que estaban en contra y que acabaron, de algún que otro modo, desplazados. Ahora, este señor es “Presidente” (en un partido que, en principio, no era presidencialista) y hay otro que, se supone, es el nuevo “jefe”. Y la estrategia política marcada por este segundo dista bastante de lo planteado por el primero.

    En mi opinión, no debería ser así. Debería haber un grupo de personas que representaran un proyecto político. Pero, por desgracia, cuando acceden al poder, muchos se representan a sí mismos con un descaro increíble. Además de las divisiones internas que sufren los partidos, sobre todo, en los momentos en los que los resultados no acompañan.

    Por ello, si bien es cierto que lo importante es la base y la fundamentación de lo que se quiere proponer en unas elecciones a un municipio, que la persona que lo representa sea la que se crea que mejor va a representar esas ideas me parece fundamental.

    Y, por supuesto, me parece muy importante el sistema de primarias, que evita esos mandatos a dedo a los que nos tienen acostumbrados otras formaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s