El repaso: inaugurando y privatizando.

La Historia se repite, y además yo diría que incluso es previsible. Pero vamos por partes, que tiempo habrá de unir cabos.

Durante los últimos tiempos venimos contemplando cómo desde determinadas instancias parece haber una obsesión compulsiva por la inauguración de lo que sea. Pero no contentos con ello, y ahora que ya se construyen menos pantanos y autovías, resulta que se opta por inaugurar varias veces lo mismo. Y no me refiero a la famosa hazaña puesta de moda por Álvarez Cascos de presentar tramos de carreteras, sino de algo que es aún más casposo, si cabe.  A saber: ante un proyecto determinado, llámese escuela infantil, se da una rueda de prensa diciendo que hay un anteproyecto en la cabeza de alguien; otra presentación pública de los planos; al mes siguiente sale a la palestra, con bombo y platillo a explicar qué institución pagará quién y dónde. Ya sólo nos falta ver la foto de la primera piedra, otro titular con el fin de las obras y, por último, la llegada de los muebles. Ah, no, que faltaba el día de la apertura, que esa foto es obligada.

Esta situación que sería propia de una película de los Hermanos Marx es la tónica electoral en Ciudad Rodrigo. Recordemos que en las últimas elecciones municipales se llegó a la esperpéntica situación de unos señores inaugurando una piscina con el agua verde y las paredes a medio terminar, escondiendo la maquinaria y a los currantes en la sala contigua mientras la prensa hacía las fotos.

No nos extraña, por tanto, que los grandes proyectos prometidos a la población se vayan a presentar precisamente en abril del año que viene, a la vuelta de las elecciones. Claro ejemplo es el de la Escuela Infantil, de la que ya hemos relatado el dossier informativo pero que esconde una sorpresa. Porque para quienes nos enfadamos con estas cosas, con que se nos manipule con las fotos del paseo por la instalación de turno, aún más cabreo nos produce descubrir el premio en cuestión. Resulta, amigos y amigas, que nos vuelven a vender gato por liebre, y que la Escuela Infantil para la cual se cede terreno público y se hace una inversión considerable de dinero también público, resulta que va a ser gestionada por una empresa privada.

Privatizando que es gerundio, y para más INRI un servicio público tan básico como es la Educación Infantil. Y ya nos ha ocurrido más veces. Por ejemplo con el servicio de basuras, ese que tantas críticas recibe. O la piscina climatizada, la tres veces inaugurada y que ahora se cierra por obras, como si no hubiese habido meses para abrir las zanjas que sean. Sin olvidarnos del Albergue Juvenil, que después de años de espera resulta que ni tanto ni tan calvo, porque igualmente privatizado y sin un futuro demasiado claro, visto lo ocurrido con el último concurso.

Lo dicho, el próximo mes de abril es muy problable que, dado que las elecciones estarán a la vuelta de la esquina, veremos como por arte de magia empiezan a llegar cosas que parecían desaparecidas o incluso olvidadas. Como por ejemplo las obras para la accesibilidad del  Ayuntamiento, las que nos presentó Mañueco y posteriormente el señor Teniente Alcalde. Ambos dijeron fechas e inversión diferente, que no se han cumplido. La última ha sido que llegará cerca de las elecciones, y de esa nos fiamos más.

O la de esta Escuela Infantil, cuya construcción pagamos entre todos para que después la gestione, y se lucre, una empresa privada.

A engañarse a otra parte, que hay gente que no cambia. Un saludo, hasta aquí el repaso de esta semana.

 

5 comentarios en “El repaso: inaugurando y privatizando.

  1. A mí, a pesar de no ser de Ciudad Rodrigo, todo esto me suena bastante familiar.
    Muchos siempre hemos defendido que hay cuestiones como la sanidad y la educación que no deben privatizarse por ser servicios de primera necesidad.
    La educación se está privatizando de modo muy sibilino pero, ciertamente, está desapareciendo, poco a poco, de la gestión pública.
    A mí también me parece indignante que alguien quiera montar una empresa (porque eso es una escuela infantil privada) y, encima, se les ceda suelo público, pero me parece “normal” (tómese normal como usual y no extraño) ya que, en mi ciudad, tenemos muchos ejemplos de ello, también en educación.
    Además, yo soy un poco mal pensado, y tengo curiosidad por saber cómo se ha hecho la adjudicación de ese servicio a la empresa en cuestión.
    No voy a afirmar lo que no sé, pero, es que, en muchos ayuntamientos hay un dedo mágico que hace que se señale a la adjudicataria por mediación divina que es muy interesante…

  2. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s