El repaso: Huelga y Parlamento

Hoy no hay más actualidad. Ayer España vivió una de esas jornadas que pasarán a la Historia de las que nos permiten sacar lecciones para el futuro.

Como era previsible, los principales medios de comunicación se están encargando de decir que la Huelga ha sido poco menos que un fracaso, pero afortunadamente, el verdadero termómetro es la percepción en la calle y ahí no hay duda. Ayer estuve en Salamanca, pues tenía muchas ganas de participar en la Huelga desde por la mañana y acudir a la manifestación, que fue masiva.

Como digo, el termómetro está en la calle y el seguimiento se puede valorar en función de lo que te dice la gente. En casa de mi compañera, en Salamanca, las chicas que viven con ella decían algo que no deja dudas. ¡Yo pensé que sería un día normal, pero no ha sido así! Y comenzó un relato de lo que realmente ocurrió. En una ciudad de mediano tamaño como Salamanca no hubo recogida de basuras, la poca prensa que llegó a los kioskos lo hizo varias horas tarde, los autobuses urbanos estaban en mínimos muy mínimos y por las calles se respiraba un ambiente que no era el de un miércoles por la mañana. Cientos de jóvenes no fueron a los institutos y los comercios estaban abiertos, sí, pero apenas tenían clientes.

En Ciudad Rodrigo, me cuentan, la Huelga no ha tenido tanto seguimiento, lo cual es de entender en un lugar donde apenas hay grandes empresas. Pero la realidad global es que nadie podrá decir que ayer fue un día normal. Las principales ciudades del país quedaron colapsadas y el parón en la industria fue masivo. El sector del automóvil paró casi al 100%, no hubo vuelos internacionales, los transportes urbanos estaban absolutamente paralizados, varias televisiones dejaron de emitir y otras muchas tuvieron que tirar de programación grabada.

Como decía, es momento de extraer lecciones de lo que ayer ocurrió. Bajo mi punto de vista son las siguientes.

Primera, que los sindicatos siguen siendo el baluarte de la clase trabajadora y que su capacidad de convocatoria sigue siendo amplia. Más en una situación tan complicada como la que se ha vivido las últimas semanas, donde todas las voces mediáticas llamaban a una suerte de boicot a la Huelga. Frente a ese escenario de ataque permanente, el resultado es que ayer hubo un seguimiento realmente bueno.

Pero hay otras lecciones. Por ejemplo, que las manifestaciones han sido más multitudinarias de lo que se esperaba. En Salamanca salieron a la calle más de cuatro mil personas a decirle al gobierno que no están de acuerdo con sus políticas antisociales. Es la escenificación de la ruptura entre el Gobierno y su base electoral. Deberíamos reflexionar sobre qué cosas se votan en España y por qué. Aquellos que votaron a un gobierno socialista con un programa determinado, están perplejos al observar cómo ese mismo partido deja de lado el programa que le aupó al poder y pone en marcha medidas no precisamente de izquierdas. El debate político, a todos los niveles, y aquí se incluye Ciudad Rodrigo, no debe estar centrado en las personas sino en los programas. Lo importante no son los candidatos sino lo que van a hacer. No son los colores, sino el proyecto que se tenga

Llamazares decía esta  mañana una evidencia y es que es “insostenible que el parlamento opine lo contrario que la ciudadanía”. Pues cuando lo que se vota en el Parlamento no es lo que se piensa por parte de quienes están ahí representados, el reto no es de la soberanía popular, sino del Parlamento, que no deja de ser un instrumento para su representación.

Es el momento de decir alto y claro que los Parlamentos, las Cortes y los Ayuntamientos no son lugares de representación de los partidos políticos sino de los ciudadanos. Los que deben estar representados son los ciudadanos y tendremos grandes problemas si los Ayuntamientos, las cortes y los Parlamentos, dejan de lado la opinión de las personas a las que representan. Pues lo que es realmente antidemocrático es tomar decisiones en dirección distinta al sentir general

Lo dicho, hasta aquí el repaso de hoy. Hasta la semana que viene.

De la Sección “El Repaso”, en ONDA CERO Ciudad Rodrigo el 30/09/2010

6 comentarios en “El repaso: Huelga y Parlamento

  1. Yo creo que la huelga fue muy desigual. En mi ciudad, Vitoria, en la que supuestamente fue la ciudad de Euskadi en la que más se notó la huelga, fue un día de lo más normal. No cerraron los bares, ni las tiendas, ni nada. En mi oficina, todo el mundo estaba currando. Ni un sólo compañero mio estuvo en huelga (ni los enlaces sindicales).

    Claro que, esto tiene una explicación. Cuando se propuso la huelga, los sindicatos estatales mayoritarios, no debieron caer en la cuenta de que, aquí, son minoría, y no contaron ni con ELA ni con LAB a la hora de hacer huelga. Por ello, tuvo la repercusión que tuvo.

    Por otra parte, con estas cosas siempre pasa lo mismo, cada uno lo lee a su modo.
    Por lo que me ha llegado a mí, en las fábricas de algunas ciudades y en los transportes sí se notó, pero en el comercio, servicios, e incluso, en educación, que es la parte que más directamente me toca, la repercusión de la misma dejó bastante que desear.

    De todos modos, es triste que los trabajadores no nos pongamos deacuerdo ni en hacer huelgas.

    Yo no hice huelga, no por no ser solidario con el obrero, sino porque en E.H. sólo hicieron huelga parte de los que pertenecen a los sindicatos CCOO y UGT y, me parece de tal sectarismo, que me negué.
    De todos modos, ojaá sirva para algo… pero, por favor, en la próxima huelga, que no sean sólo los de IU, ERC y BNG los que la apoyen, que haya un poco más de consenso con el resto de partidos de izquierda (Aralar, por ej.).

    Y, si me está leyendo algún sindicalista, lo mismo, CCOO, UGT y CGT no son los únicos sindicatos.
    Y, aprovechando: La próxima vez, igual quitamos el tapón de la bañera antes de que se inunde la casa. La huelga se podría haber hecho mucho antes y, probablemente, habría habido mucho más consenso.

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. El problema, Txema, es que esos sectarismos (bilaterales, por cierto) nos llevan a situaciones insostenibles. De todas formas, yo creo que la Huelga al menos no fue un fracaso, que era lo que quería la derecha, y lo que se empeña en decir.

  4. Yo no digo que haya sido un fracaso. Lo que digo es que podría haber sido mucho más fuerte de lo que ha sido. Y, de eso, estoy seguro.

    En cuanto a lo de los sectarismos, jamás podré entender cómo se puede hacer una huelga sólo entre la gente que tiene un concepto de país, nación o lo que quieras, cuando todos somos trabajadores.

    Quizá mi fallo (bueno, mi virtud entiendo yo) sea que yo entiendo que derechos fundamentales, como la dignidad laboral, deben estar por encima de naciones y banderas.

    Y, en mi opinión, la culpa no es delos que piensan A o de los otros. Yo entiendo que la culpa es de todos por limitarse cada uno a ver su realidad y ponerla por encima de los derechos a los que antes me he referido.

    Quizá soy un poco “carca”, pero “proletarios del mundo, uníos”, como decía aquel. Me parece indispensable.

  5. Un apunte, Domingo: ¿Has visto la huelga que están haciendo en Francia? Ya sé que las comparaciones son odiosas, y que es condenable el hecho de que se quemen coches y demás, pero esa es una huelga en la que realmente se ha paralizado el país y que muestra la disconformidad de un pueblo frente a los decretazos. ¡Son huelgas de días! ¡Hay hasta problemas de abastecimiento de carburante! Y, eso, antes, aquí era posible.
    A mí me parece que, el decretazo es de tal gravedad que tendríamos que haber llegado a eso. Pero, algo así, sólo puede surgir del consenso. Aunque, para eso, deberían desaparecer los sectarismos bilaterales a los que haces referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s