Reforma Laboral… innecesaria

Mis lectores habrán escuchado en numerosas ocasiones acusaciones cruzadas sobre la Reforma Laboral y la Huelga General planteada por los sindicatos como respuesta a la misma. Durante las últimas semanas, los compañeros de ILOVEIU están haciendo una labor muy importante para explicar cuáles son las claves de esta Reforma y las razones por las cuales, consideramos, es importante secundar la Huelga General. Se ha escrito mucho y yo poco puedo añadir, aunque intentaré hacer varias observaciones al respecto en una serie de artículos que estoy elaborando y que se irán conociendo durante las próximas semanas.

Comenzaré explicando de una manera sencilla los motivos que nos llevan a decir que esta Reforma Laboral no va a solucionar los problemas con los que se encuentra el mercado laboral español y, yendo un poco más allá, que no ataja de raíz las realidades que nos han llevado a sufrir tan agudamente la crisis actual.

La primera reflexión que deberíamos hacer es la siguiente: ¿está la génesis de esta crisis en el mercado laboral? Evidentemente la respuesta ha de ser no, pero inmediatamente, en el caso de España, debemos matizar algunas cosas. Es cierto que la crisis comienza en un entorno determinado: el sector financiero y la burbuja inmobiliaria. Pero también lo es que sorprende la virulencia que, en materia de despidos, ha tenido en España. ¿Por qué ha crecido tanto el paro? Por dos motivos principales. En primer lugar, porque teníamos una burbuja inmobiliaria muy hinchada. Precisamente el famoso informe Auken desvela cosas como que en España se ha construido demasiado, lo cual ha generado, entre otros efectos, una corrupción endémica ligada al mundo del ladrillo. Para hacernos una idea, a países como Irlanda o Grecia se les estaba llamando la atención porque dedicaban entorno al 5% del PIB a la construcción, cuando lo recomendable es el 3%. España se situaba por encima del 13%, una barbaridad.

Vemos, por tanto, que el primer gran problema de la economía española era de “modelo productivo”, algo que el PSOE comenzó a afrontar quizá con más palabrería que realidad, pero que ahora mismo está absolutamente abandonado. Quizá porque suponía cambiar cosas que, parece ser, ciertos colectivos (empresariales) no quieren modificar en absoluto. Una gran parte de las personas que están actualmente en el paro, y sin expectativas de ser contratadas provenían del mundo de la construcción, es de sobra conocido.

En segundo lugar, por la propia estructura del mercado laboral. España ostenta el dudoso honor de ser el país de la Unión Europea con mayor número de trabajadores temporales. Al finalizar 2009, la tercera parte de los asalariados españoles tenían (o teníamos) un contrato laboral temporal. Indudablemente, esto ha facilitado el despido masivo puesto que las indemnizaciones, en este caso, son mínimas. La reforma laboral no aborda esta cuestión sino que, además, genera una situación en la cual la precariedad y la temporalidad es mayor. España ha sufrido desde la transición cerca de 60 reformas laborales, de las cuales unas 4 ó 5 han sido significativas. Todas estas reformas, como la actual, se defendían con el mismo argumento: lucharán contra la temporalidad. La realidad es que la temporalidad y la precariedad no han hecho más que aumentar, y lo seguirán haciendo.

En definitiva, esta reforma laboral no tiene visos de solucionar la crisis económica puesto que su aparición no está ligada al mercado laboral. Estamos ante una crisis de demanda, de manera que lo importante es, ante todo, reactivar el consumo y modificar el modelo productivo. La falacia mayor que se viene argumentando estos días es que ningún empresario contratará a alguien si luego no le va a poder despedir. La realidad (aparte de los derechos de los trabajadores, que analizaré posteriormente) es que lo que hace que un empresario contrate a alguien es la expectativa de poder vender sus productos. Es decir, alguien contratará si piensa que podrá vender posteriormente lo que produce, no pensando en el despido. No se trata de favorecer la contratación sino de favorecer el crédito y el empleo, para reactivar el consumo. Y esto, con políticas de recorte del gasto público y con reducciones de sueldo, es imposible conseguirlo.

Esta reforma laboral es innecesaria en los términos que está planteada porque no sólo no ayuda a los trabajadores sino que tampoco ayuda a salir de la crisis.

10 comentarios en “Reforma Laboral… innecesaria

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Cierto es todo lo que has dicho y estoy deacuerdo: Hay razones suficientes para hacer una huelga. Pero, en mi opinión, llevan unos dos años habiendo razones suficientes para hacerla.

    De hecho, muchos trabajadores acusamos de inmovilistas a los sindicatos debido a que pensamos que no se han movido antes porque el Psoe está en el poder y no les convenía “putearle”.

    Yo creo que los sindicatos no se han portado bien debido a que han hecho las cosas tarde y mal y, debido a ello, del “huelgón”que podía haber sido, se va a quedar en una cosa descafeinada. Y no porque el gobierno no se lo merezca, sino porque ha crecido la desconfianza en los líderes sindicales (y no lo digo yo, ojo, que hay encuestas sobre ello).

  3. Yo NO soy de los que piensan que a los sindicatos hay que crucificarlos y que no sirven para nada. Pero sí me parece que, cuando en España se llegaron a 4 millones de parados, ya habría que haber hecho algo. Entiendo que, cuendo se llegan a esas cifras, los gobernantes tienen su parte de responsabilidad en ese caos y deberíamos protestar por ello.

    Además, me parece que, en el segundo sindicato con más afiliados a nivel estatal (UGT) se debería producir un relevo generacional. No me parece bien que Méndez siga todavía ahí. Un cambio generacional es necesario en todas las instituciones (más que nada, para que no se apoltronen en el sillón).

    Y sí, no te niego que ha habido una campaña de desprestigio a los sindicatos, pero también es cierto que, por lo menos mi percepción, ha sido de que veía como se caía de la “Champions Leage de la economía” al descenso y, los sindicatos, no hacían nada.

    La protesta de ahora es lícita y hay razones de sobra, deacuerdo. Pero creo que a ZP le han dado un cuartelillo que ha otros no se lo habrían dado.

  4. Pingback: Huelga General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s