El repaso: Maletas

Hace unos días, Denis Rafter decía que el teatro debía tener como objetivo nada menos que mostrar la realidad. Frente a lo banal y lo anodino, el maestro de la danza apuesta por un teatro comprometido en algo tan noble como es enseñar el mundo tal y como es. No en vano, la obra que durante estos meses hemos estado disfrutando por nuestras calles, escrita y dirigida por él mismo, lleva por título un provocativo “bienvenidos a la realidad”.

En Ciudad Rodrigo sabemos mucho de teatro. Hace una semana estábamos en el ojo del huracán con miles de personas acudiendo a los espectáculos, las calles abarrotadas y una ciudad entera respirando y transpirando arte dramático gracias al esfuerzo de quienes un día pensaron que esto sería posible. Esta vetusta ciudad se convierte durante la última semana de Agosto en el eje de la vanguardia, icono de la Cultura, punto de encuentro, próspera plaza iluminada por ese Sol radiante. Los deseos de muchos se hacen realidad al ver el gentío alegre disfrutando, niños jugando en cada rincón y un proyecto que funciona.

El primer espectáculo que vi durante esta última Feria tuvo una puesta en escena cuanto menos premonitoria: “un hombre paseando con una maleta en la mano”. Sin quererlo, José Luis Alonso de Santos, invitado de excepción, ejercía de corresponsal de lo que iba a ser actualidad un mes después: gente con maletas.

Pues si algo abunda durante estos días son los equipajes. La noticia, para nuestra desgracia, no es que haya cientos de personas que se tomen vacaciones sino que en Septiembre comienza ese éxodo al que estamos habituados. Gente con maletas, pero no precisamente porque lleguen sino porque se van.

Se acabó el verano, se acabó el calor y con él los espejismos. Hace una semana conocíamos un estudio según el cual 50 pueblos de la provincia quedarán deshabitados en 25 años, igualmente nos mostraba que las zonas de Vitigudino y Ciudad Rodrigo ostentan el dudoso honor de ser las más envejecidas de toda España.

Me decía un amigo ayer que se estaba esforzando todo lo posible para poder vivir aquí de lunes a viernes y salir los fines de semana fuera; para trabajar en esta ciudad de septiembre a julio e irse de vacaciones en Agosto. ¡Qué tristeza! ¡Qué desilusión! Que la tarea se parezca más a una resistencia numantina. Querer quedarse y no poder es como ser expulsado de la casa de uno.

Casi mil zapatos se colgaron en la plaza del Buen Alcalde como si de otra alegoría de lo que estaba a punto de acontecer se tratase. Zapatos representando la danza y las artes del movimiento pero que perfectamente podrían hacer alusión al camino de quienes se marchan y sólo volverán con el calor de Agosto, al volver el espejismo.

Bienvenidos a la Realidad, pues mientras España luce en China a Miguelín, un bebé gigante con venas cableadas, a muchos se nos encoge el corazón de pensar que por aquí faltan niños y, ante todo, sobran maletas.

*Sección “El Repaso”, en ONDA CERO Ciudad Rodrigo el 02/09/2010

8 comentarios en “El repaso: Maletas

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Estuve durante parte de mis vacaciones en Salamanca y, hablando con la gente, llegué a esa misma conclusión que la que refleja el texto.
    Tengo tres primos que son de allí y que han luchado por quedarse en su tierra, y no tener que pirarse a Madrid o a otros sitios para currar.
    El resultado es que uno de ellos tiene que trabajar en dos sitios diferentes a jornada completa debido a que, a pesar de no tener un mal trabajo, necesitaba dinero para pagar la hipoteca debido al irrisorio sueldo que cobra. La segunda, gana una mierda y está en una situación parecida a la del primero solo que, a pesar de buscar, no ha encontrado ningún otro trabajo. Y, el tercero, está en Madrid ya que, en Salamanca, no encontró nada.
    Pero, también hay algo que me preocupa y quiero destacar.
    Hace un año, hubo una manifestación debido a que el señor Lanzarote amplió la calle Mª Auxiliadora para cobrar más impuestos a los residentes y gente que tenía negocios en esas calles. Da la casualidad de que, unas tías mías, regentan un puesto de revistas cerca de allí y, dada su indignación (lógica) fuimos a la convocatoria.
    Pues bien, me encontré con que allí, no había más de 40 personas protestando por algo que afecta a miles de ciudadanos.
    Mi denuncia es que, en mi opinión, la población de Salamanca y, me atrevería a decir que de toda Castilla y León es muy inmovilista. No protesta.
    No encuentro lógico que, en una provincia donde casi no hay una puta fábrica que pueda dar trabajo a la gente, donde hay unos servicios sociales tan precarios (soy ed. social y conozco el tema), donde hay esos porcentajes de paro y la mayor parte de la gente joven tiene que elegir entre quedarse con un trabajo de nierda en Salamanca o pirarse, la gente no se mueve más.
    Y lo que más me preocupa es que creo que esa actitud se está extendiendo por casi todos los sitios.
    Ojalá este equivocado…

  3. le ha quedado un texto muy hermoso, triste, pero hermoso.

    En fin, sería cuestión de hablar del modelo de desarrollo español, del milagro ZP que vendían en Europa hace tres días a publicaciones bien pagadas, ese milagro que se sustentaba de construir viviendas que nadie necesitaba mientras quienes las necesitaban no podían comprarlas…

    no pierda la esperanza, con lo que queda por caer, quizás todavía veamos cómo las ciudades se vacían en favor del campo.

    es más, si usted dispone de un terreno, no venda, que las patatas crecen hasta en tiempos de crisis.

    un saludo cordial y un poco triste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s