El repaso: Julio Anguita, caminos y el telón a punto de subir

Una de estas tardes de calor asfixiante, estuvimos tomando café con Julio Anguita en una terraza,  y durante la apasionante conversación reforcé una idea que tengo en la cabeza desde hace algunos meses. Y es que Ciudad Rodrigo, como todos sabemos, necesita muchas cosas, pero ante todo necesita dinamismo. Es importante que en Ciudad Rodrigo, ese lugar donde se habla tanto del pasado, comience a hablarse también del Futuro.

Frente a la pantomima de juntar a 5 ó 6 concejales para inaugurar una caseta en el río, que digo yo que ya será para menos, nos hace falta una Política con mayúsculas. De esa de la que hablaba Aristóteles cuando definía a la Política como el más noble arte al que puede dedicarse un ciudadano. Y es que Aristóteles no pensaba en la gresca ni en las luchas electorales sino en la sana costumbre de hablar de las cosas que son de todos, de buscar acuerdos sobre la vida en común.

La primera noticia que quería comentarles es que parece haber brotes verdes. Parece que las cosas se van moviendo. Es cierto que quedan infinidad de espacios y temas que discutir pero también lo es que hay gente que está tomando cartas en el asunto. Aparecen algunas iniciativas que aglutinan gente y eso me parece bien, más cuando veo que el fondo del asunto es harto interesante. A saber: sabrán ustedes que Izquierda Unida realizó una campaña a favor de un río limpio y seguro, que juntó 1000 firmas en dos semanas y las entregó el viernes pasado; pues nos enteramos ahora de que, acto seguido, una Asociación de Vecinos nos recuerda el estado de los Cañitos y otro colectivo continúa por la misma senda. Hay un camino abierto.

Este mismo verano hemos visto nacer y dar sus primeros pasos a otro colectivo que al más puro estilo superhéroe, enmascarados tras unas siglas, dan la nota sobre temas de nuestra ciudad con el loable empeño, según dicen, de convertirla en un lugar “más habitable”. No sé quiénes son ni hacia donde dirigirán el resto de sus actuaciones, pero son pasos que se dan.

Además sepan ustedes que también la semana pasada, sin que apareciese en los medios, se produjo un hecho histórico. Jóvenes de Ciudad Rodrigo, en un número no inferior a 30, se reunieron para hablar del futuro y de su futuro en esta ciudad. Un proyecto del cual únicamente se ha plantado la semilla pero  del que con cuidados y paciencia, puede salir una planta bien hermosa. Los fruto , como todo, tendrán que esperar. Y, de nuevo, otra senda, otro camino.

El camino se hace al andar, dijo el poeta. El mismo al que siempre cita mi querido Alonso Tórrens cuando nos recuerda que “lo que no haga el pueblo, se queda por hacer”. Lo dicho, parece que la Política, la de las mayúsculas, la del Aristóteles pensando en el pueblo hablando sobre sí mismo, busca su presencia en Ciudad Rodrigo. Y eso es una fabulosa noticia.

Cambiando de tercio, no podría dejar la sección de hoy sin recordarles a ustedes que quedan apenas 5 días para que comience la Fiesta del Teatro. Otro camino que comenzó como un sueño para un grupo de personas que, con pocos apoyos en sus inicios pero con una buena dosis de cabezonería, consiguieron situar un antes y un después en la vida y en la Historia de esta ciudad.

Una apuesta decidida por la Cultura, un espectáculo sin igual. Miróbriga vivirá la semana que viene una transformación hacia dentro y hacia fuera. Hacia fuera se ilumina como la Catedral del Arte Dramático, como el espacio de encuentro entre profesionales del teatro y un público entregado. Hacia dentro, una reflexión sobre nuestras propias posibilidades y la oportunidad de salir de la atonía a la que estamos acostumbrados.

No hay en Ciudad Rodrigo un evento de tales magnitudes, ni con tanta trascendencia. Porque la Feria de Teatro asume además el papel de ir dejando una huella permanente en Miróbriga. La Feria de Teatro que se desarrolla en Ciudad Rodrigo es la única que dispone de un programa como Divierteatro que apuesta por la mejor inversión que puede hacerse en un lugar como este: la educación y la formación.

Miles de niños pasan cada año por este espacio y cientos de monitores y monitoras, en su mayoría Jóvenes Farinatos, han recibido formación durante las diferentes ediciones. No existe en Ciudad Rodrigo otro proyecto que sea capaz de aglutinar a un centenar de jóvenes para poner en marcha un engranaje como es el del Divierteatro. Este proyecto es un éxito no sólo por lo asombroso de sus decorados o por la cantidad de niños que pasan por los talleres, que también, sino porque ha sido capaz de ofrecer un cauce de participación a los jóvenes de Ciudad Rodrigo, que reclaman esto entre otras cosas.

Lo dicho, disfruten de la magia y la ilusión; las comedias y los dramas; los títeres y el mimo; la calle se viste de teatro porque cuando nos queramos dar cuenta se abrirá el telón. Una calma tensa se respira en Ciudad Rodrigo, que comienza ya a sudar arte.

Hasta aquí el Repaso de esta semana. Disfruten del espectáculo.

* De la Sección “el Repaso” en ONDA CERO – Ciudad Rodrigo el día 19 de Agosto de 2010

Un comentario en “El repaso: Julio Anguita, caminos y el telón a punto de subir

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s