El Repaso: Plenos, besugos y vergüenza torera

A partir de ahora y de forma quincenal colaboraré con ONDA CERO – Ciudad Rodrigo en su sección “El Repaso”. Los jueves alternos intentaré ir dando mi opinión acerca de algunas cuestiones locales, procurando siempre, como es lógico, un discurso sereno y sin insultos, que ya sobran. Para quienes no podéis escucharlo, iré dejando en esta casa las intervenciones:

Cuentan que Paulo Freire, el gran educador, dijo en una de sus conferencias que era inmoral dar clases de democracia y al mismo tiempo, impedir que el pueblo participe en el poder.

Hace menos de una semana, en ese espectáculo que es el Pleno Municipal, me acordé del viejo Freire al observar los disparates y desatinos de los representantes políticos de Ciudad Rodrigo. Sobretodo de su continua negación a que el resto, simples mortales, podamos siquiera decir “esta boca es mía”.

Para quien no haya ido nunca, el Pleno de la Corporación es una mezcla entre el patio del colegio, un gallinero y una de esas reuniones aburridas donde nadie escucha a nadie porque sólo dice lo que ya tenía previsto. ¿Un Diálogo de besugos? Seguramente habrá besugos con mejor conversación.

Al Pleno se le supone un lugar para el debate, la confrontación de ideas y la discusión sobre los asuntos de la ciudad. Nada más lejos de la realidad. Los temas pasan sin discusión, ya pactados, asemejándose todo a una logia masónica, donde sin ser un iniciado es difícil enterarse de lo que está ocurriendo. Así, se va pasando de punto en punto a una velocidad de vértigo hasta llegar a los ruegos y preguntas en apenas 4 ó 5 minutos y sin haber discutido nada de nada, para asombro de todos.

Llegados a esta parte uno piensa que hablarán de los barrios, las calles, el paro… en fin, los problemas de la ciudad. Pero no, parece ser que el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo es el lugar para descubrir cuáles son más buenos o más malos, si los hunos o lo hotros, pero con “h”, como bien apuntaba Unamuno.

Imagino que esa pose relajada, la falta de contenido y, en ocasiones, de las mínimas normas básicas de educación se debe, entre otras cosas, a la ausencia de público y a que, entre el escaso que acude, abundan periodistas buscando una noticia sobre el municipio para llevar a su medio de comunicación. Noticia que, en ocasiones, es difícil conseguir.

No sabemos si la causa de que los mirobrigeses no acudan hay que buscarla en el pasotismo, la apatía y el conformismo o a que, interesándose en el asunto, saben que no se les iba a permitir una mínima pregunta, aunque estuviera sólo destinada a sacarle los colores al concejal o concejala de turno. Bueno, o quizá por eso precisamente.

De algo sí estoy convencido y es que si el salón se llenase más de uno cuidaría su comportamiento. Aunque sólo sea por vergüenza torera.

Únicamente nos queda la esperanza de que esta llamada, que no es la primera, haga  que más personas se acerquen a ocupar los asientos del salón de plenos y que, poco a poco, pidamos la palabra para, amablemente, hacer preguntas y propuestas que, con toda seguridad, reflejarán mejor la vida de nuestra ciudad que los esotéricos debates que allí acontecen.

Hasta aquí el repaso de quien les habla, que estará alerta para la quincena que viene.

* En la sección “El Repaso” de ONDA CERO – Ciudad Rodrigo

3 comentarios en “El Repaso: Plenos, besugos y vergüenza torera

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s