¡Piedra va!

Recojo el testigo del nunca bien ponderado Ricardo y muestro mis piedras digitales. Irán directas, cual misil, a todo aquel que se atreva a repetir ese falaz argumento del Papa y los desmanes de Cañizares.

Alguien me podrá decir que todos los ojos están sobre la Iglesia cuando esta institución sólo recoge una parte pequeña de todos los abusos sexuales a menores. El otro día me enteré de un dato que me dejó atónito. Por lo visto, las investigaciones sobre este asunto en nuestro país ofrecen unos resultados que producen estupor: cerca del 22% de las mujeres y el 12% de los hombres han sufrido algún tipo de abuso sexual en su infancia. Lo más horrible de todo es que la mayor parte de los abusos, desde las conductas exhibicionistas hasta la explotación sexual pasando por tocamientos y penetraciones, se dan en la propia familia y que, en muchas ocasiones, cuando un niño o una niña toma la determinación de contarlo, no se le cree.

Es cierto que en la Iglesia se dan abusos sexuales en un porcentaje mucho menor que en las familias. No voy a condenar a una institución porque en su seno haya seres perversos. El problema es que la Iglesia se ha encargado de encubrir de todas las maneras habidas y por haber a aquellos que destrozaban la vida a seres indefensos. Una institución no es directamente responsable de lo que hagan quienes en ella habitan si toma medidas. Pero cuando se esconden las denuncias, se amenaza a los denunciantes, se cambia de parroquia a los implicados y existe una ley del silencio impulsada desde la jerarquía, entonces podemos pedir explicaciones y repudiar a la institución.

Yo no he abusado de nadie en mi vida y es por eso que también, como otros espero que hagan, muestro mis piedras a quienes lo han hecho y a quienes lo han encubierto.

Actualización: resulta que Don Ricardo nos ha sacado una nueva campaña, con explicación y todo:

14 comentarios en “¡Piedra va!

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Entiendo que cuando se dice «quien esté libre de pecado……»

    se quiere decir quien esté libre de cualquier pecado, gracias a Dios la mayor parte de nosotros no ha abusado de un niño ni lo hará jamás, eso no quiere decir que no hayamos hecho otras cosas mal.

    También entiendo que cuando se dice «……tire la primera piedra» , quiere decirse que nadie debe negar la oportunidad de regenerarse a nadie, pues en una faceta o en otra todos la necesitamos y de hecho todos nos regeneramos en algo todos los días. Si lapidamos sin dar oportunidad de reparar al mal que hacemos , aquí no queda ni uno porque por una cosa u por otra todo el mundo es «reo de muerte».

    Eso no es óbice para que cualquier pedrasta ,forme parte del clero católico, musulman, protestante, budista, hinduista, judio, etc…. pase por los tribunales y cumpla su pena, pero de ahí a condenarle a ser un pedrasta toda su vida y estar marcado para siempre con ese sello va mucho, hay que reconocerle la oportunidad de dejar de serlo.

  3. De ahí que sean piedras digitales, las de verdad a mí me dan mucho miedo. Igual que las hogueras y las cárceles sine die…

    Creo que he dejado muy claro el asunto de una institución que se ha dedicado a encubrir a quienes no cumplían ni las leyes civiles ni las que ellos mismos se imponen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s