Los 600 de Duran y el mínimo de dignidad de Erkoreka

Después de que el Ministro de Trabajo se olvidase de que representa a la cosa pública e instase a los ciudadanos a hacerse un plan de pensiones llegan a nuestros oídos otras veleidades de estas que dan para película de humor, si no fuera porque la cuestión no tiene ni pizca de gracia. Al Gobierno (100 economistas aparte), le entraron ganas de “que no cundiese el pánico” con las pensiones. Y por eso se dedicaron a propugnar a diestro y siniestro una reforma que otros han llamado innecesaria. No contentos con ello (y, recordemos, para que no cunda el pánico) nos sorprende Cobracho diciendo que “es mejor tener un plan privado que complemente al público”. Es decir, que además de decirnos que quieren hacer un recorte histórico en las pensiones nos dice soterradamente (o no tanto) que las públicas se van a quedar escasitas. Cosa que, por otro lado, cualquiera que viva con una pensión mínima o no contributiva sabe perfectamente.

Como cualquier tormenta tiene sus rayitos, la primera pregunta es saber quién tiene y quien no un plan de pensiones privado. Que quede claro que yo creo que todo el mundo puede hacer lo que le venga en gana con su dinero, siempre que pague sus impuestos (y que si gana mucho se los suban). Si alguien me va a decir que es como defender la enseñanza pública y llevar a tus hijos a la privada, que conste que yo creo que no, pues en el caso que nos ocupa no es incompatible.

Y en este maremagnum del que espero se escriban ríos de tinta, nos encontramos con varios patinazos de “no tienes más cara porque no entrenas”. El primero, el de Duran i Lleida. Y que conste que le tengo aprecio al tipo, aunque no comparto para nada sus posiciones políticas (evidentemente). Creo de mal gusto (de malísimo) decir públicamente que tienes un plan en el que metes “600 euros todos los meses” (ahí es nada) y “que te gustaría meter más”. No contento con la perlita dice que si todos los ciudadanos siguieran estas recomendaciones vivirían con mejores pensiones. Claro, “nos ha jodio”. Pero es que, señor Duran, la mayor parte de las familias no llegan a fin de mes y, con estos mimbres, no se puede estar metiendo dinero (que no se tiene) en planes privados. De hecho, señor Duran, hay familias donde no entran ni los 600 euros que usted mete en su plan de pensiones mes a mes.

En la misma línea (quizá peor) viene Erkoreka que nos dice, nada más y nada menos, que nos hagamos uno privado porque “las pensiones públicas, por la evolución demográfica, puede que en el futuro no aseguren el nivel mínimo de dignidad”. Otro que parece no saber en que país vive. ¿Conoce usted la situación de las mínimas, o de las no contributivas?

Es para que dimitan. No porque tengan pasta y la metan en planes privados, no seré yo el que diga eso, sino por no conocer la realidad española y por obviar cuestiones sobre las que tienen potestad. ¿De quién depende mejorar el sistema de pensiones? Pues del Parlamento donde, por cuestiones de ley electoral, los partidos que estos señores representan varias llaves. ¿Procede decir por un lado que puede que las pensiones no garanticen el mínimo nivel de dignidad y por otro que hay que hacer una reforma a la baja? Es para botarlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s