Me voy a hacer monárquico

Ayer vinieron los príncipes, guapa ella y guapo él, a inaugurar el curso universitario (la segunda vez que se inaugura este año por cierto) a Salamanca. No sé si es que soy yo así de romántico o que la zarca sangre tiene poderes milagrosos pero me empezaron a invadir extraños pensamientos. Y, definitivamente, me voy a hacer monárquico. Es más, voy a dar un paso más y me voy a hacer de la monarquía. Sí, de la monarquía. Voy a inaugurar una nueva corriente política e incluso me estoy pensando en crear mi propio partido político. Será el PPU o Partido del Principado Universal.

Evidentemente, el programa de esta formación no sería la abolición de la monarquía. ¡Qué va! eso es de rojos retrógrados que no saben valorar todas las ventajas que la monarquía tiene para nuestro país. Por el contrario, nosotros propondríamos aumentar la Familia Real en un número interesante de miembros. En concreto a 44 millones de personas los convertiría en príncipes de España.

Es la única forma que veo posible de hacer cumplir la Constitución Española en todos los términos. Por ejemplo, en eso de “todos tenemos derecho a una vivienda digna”, si todos fuésemos miembros de la Casa Real y, en concreto, príncipes, el Estado estaría obligado a construirnos una casita con un presupuesto de nada: 4 millones de euros. Ni protección oficial ni leches, protección Real (con mayúscula claro). Otro ejemplo, si todos fuésemos de la Casa Real, tendríamos asegurada una Renta Básica de Subsistencia que varía según la familia pero que anda entorno a los 9 millones de euros al año. Eso sí, aparte los gastos de desplazamiento, protocolo, vivienda y gastos derivados de otros ministerios.

Evidentemente podríamos aspirar a la Jefatura del Estado aunque esto causaría más de algún problema porque quizá no nos pusiésemos de acuerdo. ¡No os preocupéis! Acabo de encontrar la solución: convocamos unas elecciones y que se presente el que quiera, el más votado, Jefe del Estado. Si es que en esto de la Monarquía Universal todo son ventajas.

Eso sí, hay que ser solidarios. Y para que no se nos quejase la gente, en vez de subirnos las partidas en las épocas de crisis lo que hacemos es congelarlas en los presupuestos. ¡Total! Si algún día nos desahucian siempre tendremos nuestro Fortuna (ese yate que, por nuestra condición de monarcas, los empresarios nos regalarán).

8 comentarios en “Me voy a hacer monárquico

  1. Me apunto, me apunto, pásame la hoja de inscripción y quiero la candidatura de Jefa de estado para ir calentando motores en la preparación de la campaña…. jajajaja
    Muy bueno tu post, me ha gustado mucho inteligente y perspicaz, aunque me hubiera gustado seguir leyendo más sobre las bases del nuevo partido PPU.
    Un saludo

  2. Agudo, si señor. Pues oiga, yo también me apunto. Así es que avíseme cuando esté todo en marcha y deme usted un carguito, con poco trabajo, por ejemplo, probador de manjares y viandas o de vinos de lujo. O lector del rey, que el hombre tiene poco tiempo y no lee demasiado. En fin, quedo a la espera.

    Salud y República (hasta que llegue ese día)

  3. @Kabila (RGAlmazán): no se preocupe que con la lotería que le he vendido y que va a tocar seguro se comprará usted una buena biblioteca para que le lea usted al rey o a quien le de la gana.

    @mitxel: veo que usted no ha comprendido bien las bases del asunto. En cualquier caso, yo como socio fundador y presidente de honor del Partido me guardo el derecho a disfrutar de Fortuna y, sobretodo, de Bribón. A usted le dejo los jardines reales para que salte y brinque lo que quiera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s