Joaquín Almunia, Zapatero y las reformas de Rajoy

Joaquín Almunia no es, ni mucho ni menos, simpatizante ni afiliado de IU. No obstante, cuando ayer tuvo que salir ante Europa a dar las previsiones de la Unión en materia económica, dijo algo que me recordó a lo que Izquierda Unida lleva gritando los últimos años.

Si no recuerdo mal, fue durante el viaje a Villalar cuando tuve ocasión de conversar con un par de compañeros acerca de las circunstancias que nos han llevado a esta situación. Por un lado, el hecho de vivir en una sociedad del consumo y donde los bancos han estado dando créditos a diestro y siniestro aún a sabiendas de que había serias dificultades de que fuesen devueltos. Así, nos hemos introducido en una dinámica de vivir por encima de nuestras posibilidades. Hasta hace unos meses, cualquier persona, independientemente de su nivel de renta, podía comprar cualquier artículo o consumir cualquier servicio sin importar su coste puesto que siempre había un banco detrás que te ofrecería el dinero (y un poquito más, por si quieres otro caprichito) para que estuviese en sus garras de por vida.

Pero en lo que Joaquín Almunia ha venido a darnos la razón no es en esto, aunque esté íntimamente relacionado. Fue en la misma conversación en la que alguien me dio un par de datos que me terminaron de clarificar la situación. Al parecer, los economistas suelen advertir que la economía de un país puede aguantar, sin generar mayores problemas, un sector inmobiliario del 3%. Si este umbral se supera, la perspectiva es que comiencen a aparecer incidencias. Las complicaciones que podrían derivarse si se supera este 3% podrían ser caídas repentinas del sector por ausencia de demanda (aparece el paro), especulación que genere un aumento desmedido de los precios, ataques medioambientales… etc.

La Unión Europea ya había dado varios toques de atención a algunos países por superar este nivel del 3% y llegar al 5%. De hecho, estos países son los que más están sufriendo la crisis. El problema de España es que supera el 3% pero no se encuentra entre este grupo que ha recibido “collejas”. España ya ha sido objeto de dos informes específicos y reprobatorios (uno hace muy pocas semanas) en los que se le decía que su sector inmobiliario ha sido y es extremadamente peligroso y corrupto. No es que estemos en torno al 5% sino que hemos llegado nada más y nada menos que al 15%. Y es por esta razón por la que Joaquín Almunia dice que seremos los que peor “posición de salida” tendremos y los que más tardemos en escapar de la crisis, porque tenemos un sistema inmobiliario demasiado potente. Hemos estado centrando nuestro crecimiento en un sector que no tiene futuro a largo plazo. ¿Es que no se da cuenta nadie de que algún día hay que dejar de construir, que no queda territorio ni gente que viva en esos pisos?

¿Y la culpa quién la tiene? Si le preguntamos a Rajoy nos dirá que Zapatero, y tiene razón. Pero sólo a medias. Sólo a medias porque la culpa la tienen compartida el PP y el PSOE. Cuando el PP llegó al Gobierno, le bastaron un par de añitos para aprobar una ley del suelo que se basaba en la especulación; una ley del suelo que permitía obtener el máximo beneficio de los terrenos y que convertían a la construcción en el mejor de los negocios posibles a corto y medio plazo. Pero a largo plazo ahora vemos las consecuencias: al centrar la economía en la construcción hemos dejado de lado el sector productivo, el basado en la energía, en la agricultura y la ganadería, en la industria… y nuestros servicios se verán seriamente afectados por una tasa de paro como la que vamos a padecer. Si a esto le añadimos que en la etapa de Aznar se privatizaron los sectores estratégicos y se comenzó con la rebaja de los impuestos para las personas más ricas del país, la cosa se pone fea. Y a esto que llega ZP.

Y ZP no cambia el rumbo del asunto. No recupera la parte pública de la energía sino que permite que lo dominen empresas extranjeras (y sorprende que sea Rajoy el que se queje, cuando ellos lo privatizaron). No vuelve a un sistema de banca pública que se maneje con criterios públicos y no empresariales. Lejos de recuperar el rumbo de una política fiscal progresiva en la que los que más tienen paguen más, continúa con la supresión del impuesto de sociedades y el de patrimonio, dejando “en bragas” al Estado. Lo lógico es que la Duquesa de Alba pague unos impuestos muy altos para que mis vecinos los del barrio (que me leen a menudo, por cierto) tengan una pensión que les permita vivir con dignidad. Pero lo que se ha hecho, tanto con Aznar como con ZP, es bajarles los impuestos al 1,1% de la población española, a los más ricos, cuando los indirectos y los impuestos locales se han subido al resto de familias “normales”.  1800 millones de euros se han dejado de cobrar por bajarle los impuestos a la Duquesa de Alba y a Florentino Pérez. 1800 millones de euros que podrían servir para subir las pensiones o para ayudar a muchas personas dependientes.

Y en éstas que llega Rajoy con sus propuestas que nunca termina de concretar: austeridad en el gasto público y reformas estructurales. ¿Cuándo dice austeridad en el gasto público quiere decir que también privatizamos la Sanidad como está pasando en Madrid? Y ¿A qué se refiere con reformas estructurales? Porque con las últimas que hicieron ya dejaron el país “patas arriba”…

Zapatero no es el demonio ni los socialistas son sinónimo de paro como dice el PP. Lo cierto es que el Presidente se ha encontrado con una crisis internacional que nos está ahogando a todos pero esto no quiere decir que sea inocente, y resulta paradójico que sea Almunia el que lo recuerde. Pero desde luego que el PP también es culpable y que Rajoy no es el más indicado para hablar de “reformas estructurales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s