Esa mirada lasciva (y asesina)

Mis amigos los obispos han expresado su rotundo rechazo al procedimiento utilizado para conseguir que nazca un bebé seleccionado genéticamente cuyo cordón umbilical ayudará a curar la enfermedad de un hermano. Y es que, tal y como advierten los Padres de la Verdad, en el fondo lo que se hace es “desechar” a algunos embriones perfectamente válidos y que, por tanto, podrían llegar a ser vidas humanas plenas. Estas prácticas, consideran los Señores de la Vida, son equiparables al aborto en el que no se permite a un hijo de Dios venir a este glorioso mundo puesto que su pecadora madre es una genocida sin escrúpulos.

A mí todo este tema me está haciendo pensar mucho y me está llevando a sacar algunas conclusiones. En primer lugar, voy a dejar de utilizar los anticonceptivos, sea cual sea su tipo. Porque lo cierto es que cada vez que hago el amor con uno de estas armas de destrucción masiva llamadas condones lo que realmente pasa no es sólo que me deje llevar por mis bajas pasiones (que me dominan por momentos) siendo un sucio hedonista sino que llevo a cabo una despiadada matanza de espermatozoides que no son más que vidas en potencia. Vidas en potencia porque, como norma, del otro lado está un óvulo sintiéndose cual Penélope esperando ese torbellino de Odiseos (con cola, eso sí) de cuyo encuentro surgirá la vida.

Y es que esto de poner impedimentos a la vida es algo muy serio. Si nuestras asquerosos e irritantes hábitos nos dejasen ver la realidad, nos daríamos cuenta de que estamos evitando que nuevas personitas caminen entre nosotros diariamente. Otro ejemplo: hace tiempo ya (antes de conocerte a tí, cariño, ¡lo juro!) paseaba por una concurrida calle salmantina cuando caí en la cuenta de que una hermosa doncella me observaba atentamente. No queriendo parecer descortés me acerqué sigilosamente a solicitarle información horaria (que, como ustedes saben, no requería en absoluto) de lo cual surgió una conversación agradable . De haber seguido el rumbo normal de acontecimientos (una cosa lleva a la otra), sin barreras y si la luna hubiese acompañado, seguramente hoy tendríamos un hermoso (o no) retoño. ¡La Universidad es la que se opone en este caso a la Vida! ¡Esas asignaturas diabólicas en horario de tarde me impidieron continuar dialogando con la que pudo ser la madre de mis tropecientos hijos!

Pero para que ustedes, lectores míos, vean la profundidad y la importancia del asunto, he logrado construir el siguiente argumento por el que deberían poco menos que canonizarme: ¿acaso no es fuente de conflicto la presencia de una mirada en la multitud que te hace sentir atracción? ¡Una mirada que va a excitar al mirado! ¡Una excitación que provocará el acto sexual (solo o acompañado)! Con condón (si es acompañado) porque no nos conocemos y, por tanto, una mirada que impide la vida: ¡Una mirada asesina!

Impertinencias:

1. Esto ha pretendido ser una “cosa de risa”.

2. Si alguien se ha sentido ofendido (y no es un obispo) es porque no ha comprendido el post

3. Cariño, te quiero mucho y no he vuelto (ni volveré) a saber nada de esa chica…

4. A propósito de (3): qué difícil puede llegar a ser escribir algunos días.

Anuncios

3 comentarios en “Esa mirada lasciva (y asesina)

  1. Yo esto lo tengo consultado y, según portavoz oficial de la conferencia episcopal, el condon queda autorizado en el caso de las pajillas.
    Eso sí, te quedas igual de ciego.

  2. Yo que si escucho algo que me entretiene no puedo conciliar el sueño, suelo escuchar por las noches un programa que se llama “la estrella polar” en la COPE. Reaccionarios es poca cosa, suelen dar acogida a las actuaciones de partidos de extrema derecha. Aunque no usan el tono de Vidal o FJL, son mucho más ultras.

    El caso es que el otro día hablaron del caso, y argumentaban en contra del niño que fue seleccionado con cosas cachondísimas como “¿y qué pensará éste niño al crecer y ver que sus padres no le querían por si mismo…si no por su material genético?” 😀

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s