La ciencia y la Vida

Ayer fue mi cumpleaños (23 ya… vaya cosas tiene la vida) y, como en todos los cumpleaños, hubo de todo: llamadas esperadas, llamadas inesperadas, llamadas añoradas que no llegan hasta la última hora y algún que otro mensaje (con lo fríos que son). Pero lo que más me gustó del día fue la lectura de un libro que me regalaron el día anterior. Lo leí prácticamente de seguido por la sencilla razón de que no podía despegarme de él.

Se trata de un libro escrito en forma de diálogo entre Valentín Fuster y José Luis Sampedro.
Nota: He estado a punto de colocar unos paréntesis tras el nombre de Valentín Fuster en los que pusiese “el cardiólogo”, pero al llegar a Sampedro debería haber puesto “la persona”, lo cual dejaría en un lugar poco privilegiado al Valentín y no me parecía justo. No obstante, tal y como Olga Lucas (transcriptora del diálogo y autora) explica en su prólogo, no hace mucha falta describir a ninguno de ellos puesto que son de sobra conocidos por todos.

Como decía, el libro es un diálogo entre ambos titulado La Ciencia y la Vida y que trata precisamente de eso: de la ciencia, de la vida, de la ciencia de la vida, de la vida de la ciencia y de la vida en la ciencia (supongo que se entenderá).

Estos dos sabios se proponen analizar juntos algunos aspectos de la salud en el entorno de la sociedad actual. No sólo de la salud del individuo sino también de la salud de la propia sociedad. No en vano, mientras Fuster (uno de los más importantes cardiólogos a nivel internacional) le recuerda a Sampedro (su paciente en el año 1995) los síntomas y el desarrollo de un infarto de miocardio, el escritor hace un símil que describre claramente el devenir de la sociedad occidental: Occidente camina hacia un Infarto Social.

Ciertamente, la sociedad en la que vivimos no parece viajar en la dirección adecuada. Desde el punto de vista económico, estamos asistiendo a unos momentos verdaderamente preocupantes a nivel internacional: un sistema productivo que no tiene en cuenta el medio en el que se encuentra y que terminará por sobrecargar al planeta desajustando al propio sistema, en vez de intentar establecer prácticas que permitan la sostenibilidad de nuestra relación con el entorno; unas relaciones comerciales en las que siempre (absolutamente siempre) salen perdiendo los más débiles en beneficio de los poderosos; un juego económico en el que los bancos  (y en España también las inmobiliarias) tienen siempre todas las cartas puesto que, ante la amenaza de quiebra, somos los ciudadanos de a pie los que, a través de las instituciones públicas, les sacamos del apuro (como ha ocurrido con el BCE y la FED al “inyectar” dinero en entidades privadas o como el anuncio de Zapatero de “ayudar” al sector de la construcción con aportaciones públicas).

Pero en el marco de la propia persona la cosa se vuelve más turbia incluso puesto que estamos expuestos a una cultura consumista que no mide a las personas por su valor intrínseco sino por su capacidad de consumir. Este hecho aliena a los individuos ante las Grandes Superficies, sustituye el contacto personal por uno en el que se nos obliga a elegir un intermediario virtual y  hace que los niños crezcan en un entorno excesivamente individualista, sin una socialización plena y siendo educados en los valores de competencia, individualismo, jerarquía, meritocracia… etc.

Sin duda las reflexiones que hay en este libro no son nuevas (al menos en lo que a la esencia se refiere) pero están tratadas desde un enfoque que me parece doblemente interesante e importante: la propia salud humana y las implicaciones que tienen para la misma el conjunto de factores que acabo de describir.

Es una lectura interesante y amena que dará que pensar. Hablando de pensar, es absolutamente imprescindible no perder detalle de una anécdota que José Luis Sampedro cuenta sobre un aspirante a funcionario que le recriminó: “me ha hecho usted pensar”.

Anuncios

7 comentarios en “La ciencia y la Vida

  1. Diré que sí aunque la verdad es que no…

    Siempre he tenido una gran facilidad para olvidarme de las cosas importantes. En cambio, las insignificantes suelo recordarlas bastante bien.

    Espero que me perdones.

    Gracias por tus felicitaciones tardías y 23… como pasa el tiempo ¿verdad?

  2. sin pararme a leer tus ingeniosidades…últimamente estoy de aquella manera, sé que tu cumple es el 15 de septiembre (sí, no?)

    y tú sabes el mío—o por lo menos no has dejado de saberlo…;)

    felicidades retrasadas…y…23?

  3. Vaya, tengo que enterarme que es tu cumpleaños por tu blog y tarde. Pero aprovecho para felicitarte de corazón, aunque sea con retraso. Y no te apures, 23 es un buen número, excepto por lo de Beckham.

  4. Apreciado compañero, me ha encantado el post, y seguro compro el libro o lo pido prestado a la biblio…felicidades por tu cumpleaños y envidia por tu edad, y comentarte que detrás de este pseudonimo tan gastronomico que tengo, y aunque nací, y mis padres, también, en Barcelona, mi abuelo paterno era de (Alaejos) Valladolid y me dejó en herencia su apellido, Lucas….vete tú a saber si somos primos lejanos,, o eso.

    Un abrazo

    1. Estimado amigo: Mi abuelo paterno tambien tiene ese apellido y de Alaejos se llamó Modesto Lucas Gonzalez y nacio en 1882. Yo vivo en Caracas, Venezuela.
      saludos,
      Gerardo.

      1. Estimado Gerardo. Yo vivo en Bolivia. Mi abuela paterna, o sea la madre de mi padre, se llamaba Leonor Lucas González. Ella era hermana de Don Modesto Lucas Gonzalez, tu abuelo. A mí de niño, siempre me comentaban mi papá y mis tíos, que tenían familia que se vinieron de Alaejos (Valladolid), hacia la Argentina, y que también había un tío en Venezuela, fundador e impulsor de una importante firma de calzados. Como vés tu abuelo, es hermano de mi abuela. Mi padre se llamaba Federico Antoráz Lucas. El murió el año 1986 en Camargo – Bolivia.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s