Piensa en verde.

Suena el teléfono. “¿Sí? ¿qué tal ha ido?”. A partir de entones, el relato de cómo lo que comenzó siendo una concentración se convierte en una multitudinaria manifestación que llena la Gran Vía salmantina.

Lo mismo ocurre en el resto de capitales de provincia. Tras paralizar con rotundidad los servicios educativos, docentes, alumnado, padres y madres son acompañados por el resto de la sociedad en un democrático ejercicio de repulsa ante los terribles recortes educativos del Gobierno.

Estamos, no hay duda, ante un cambio de modelo. Y requiere ser repetido y explicado una y mil veces. El contrato social en el que se asentaba nuestra sociedad se basaba en los conceptos de ciudadanía y Estado Social. Ciudadanía como garante de la democracia. Estado Social como sostén del bienestar. La democracia ha sido devorada por los mercados. El bienestar (o medio-estar, porque nosotros nunca lo tuvimos completo) se ve amenazado ahora por las mandíbulas de unos gobernantes que nunca saciarán a quienes de verdad mandan. La educación y la sanidad en la encrucijada y en riesgo de desaparecer tal y cómo las conocíamos.

No olvidaré nunca el momento en el que se fue cantando la quiniela de los ministerios. Me encontraba en la sede provincial de Izquierda Unida a la espera de comenzar una reunión de presidencia. Estábamos únicamente un compañero y yo escuchando Radio Nacional cuando, de repente, Soraya, Ana Mato, Gallardón… y Wert. Y entonces, al oír ese nombre, mi compañero se va literalmente a simular cabezazos contra la pared. Le conocíamos. Le habíamos oído decir burradas de todo tipo en sus tertulias, mostrando su cara más amable y, a la vez, el discurso más neoliberal. Era el inesperado, pero una vez nombrado, el que claramente estaba ahí para quemarse pronto y tocar duro.

Las reformas que está implementando el PP en materia de Sanidad y Educación nos muestran con toda crudeza la ideología neoliberal. Servicios Públicos, pocos y raquíticos, únicamente para los pobres de necesidad y, mientras tanto, entrada por la puerta grande del sector privado, a llevarse toda la tarta que puedan. La zorra a cuidar las gallinas, y el Estado del Bienestar, a los pies de los caballos. Llevan apenas unos meses y ese discurso de “las reformas” no ha hecho más que destruir derechos, servicios y posibilidades de salir dignamente de la crisis.

Pero Wert, a pesar de los recortes, los despidos, las ratio y su inefable Ciudadanía, no ha hecho más que allanar el camino. Ya ha puesto la mirilla en la presa grande: la Ley de Educación. Y su retrógrada ideología seguirá campando. Décadas han estado el PP y el PSOE cuasi-pactando las leyes educativas, siempre intentando “que no se note mucho”. Al menos desde la aprobación de la LOPEGCE los cambios no han sido, digamos, sustanciales, salvo en temas muy concretos. Pero mucho me temo que ahora el PP va a por todas. La excusa de la crisis es la llave que abre cualquier puerta.

Y en esta situación solamente hay una salida: la contestación social. La Huelga General fue un comienzo, el 15-M dio otro empujón, y la marea verde continúa el camino (que se hace al andar, para los desmemoriados). Es urgente que se extienda y que ejerzamos esa labor pedagógica de explicar lo que está pasando. Porque, en educación, es marea verde o barbarie.

En estos momentos, tú que me lees, tienes dos opciones y has de elegir: piensa en Wert, o piensa en verde.

About these ads

Una respuesta

  1. Pienso en verde y en rojo. Que en azul ya piensan demasiados.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: